jump to navigation

mi opinión sobre la gestión de calidad en la Administración Pública 8-Dic-2009

Posted by @davidrjordan in administracion publica, gestión universitaria.
Tags: , ,
2 comments

Reflexiona Iñaki sobre la medida en que la aplicación de un sistema de gestión de calidad contribuye a consolidar una cultura y unas prácticas de gestión, poniendo objetivos, identificando indicadores, midiendo resultados, etc., pero le preocupa, por otra parte, el riesgo de aumentar la burocracia y los controles, tan excesivos de por sí en la Administración pública.

si de verdad con la implantación del sistema de gestión de la calidad se quiere conseguir no sólo mejorar el servicio público prestado, si no entrar en una cultura de la mejora continua, la autoorganización y la participación de todos los miembros de la organización debe ser real y no una mera declaración

Mi experiencia con los sistemas de gestión de calidad es corta pero muy intensa. El ámbito en el que me desenvuelvo es la gestión universitaria y aquí los cambios han sido especialmente drásticos en los últimos tiempos. En mi caso, estoy directamente implicado en el desarrollo de un sistema de gestión de calidad con tres vertientes, en cuya implantación estoy trabajando desde hace un año:

  • Garantía interna de calidad del Centro docente.
  • Garantía interna de calidad de los Títulos (programas formativos).
  • Garantía interna de calidad de los Servicios administrativos.

Si la pregunta es: ¿se aumenta la burocracia y los controles? La respuesta es SÍ, con mayúsculas. Pero esto no tiene por qué tener connotaciones negativas. La burocracia, aunque supone un trabajo intenso inicial, a la larga termina con un mero cambio de la burocracia existente por otra (pero la nueva enfocada a la mejora). Y los controles aportan valor al detectar ámbitos de mejora, ponen de manifiesto mal-funciones que, de no existir los controles, posiblemente se reiterarían y entrarían en la costumbre alimentando la (des)cultura de la organización.

Son muchas las dudas que plantea Iñaki. Yo me centraré en aportar mi visión en algunas de ellas:

Política corporativa de calidad vs. iniciativas particulares y autoorganizadas.

En mi opinión, el liderazgo institucional es importante para el éxito de la implantación de un sistema de gestión de calidad. Entiendo por liderazgo institucional a que exista una verdadera voluntad de apoyar e incentivar la mejora. Pero el liderazgo debe dejar libertad de autoorganización a las distintas áreas que conforman la institución. No creo por tanto que política corporativa e iniciativas particulares sean incompatibles; más bien diría que sería conveniente que se complementaran.

Asesoramiento externo vs. autoaprendizaje.

Decía antes que el sistema de gestión en el que trabajo tiene tres vertientes distintas. Pues bien, en una de ellas (la correspondiente a la calidad de los Servicios administrativos) cuento con la ayuda de una consultora externa, mientras que en las vertientes correspondientes a la docencia (centro y títulos), se ha optado por el autoaprendizaje. Por lo que llevo visto, si de verdad con la implantación del sistema de gestión de la calidad se quiere conseguir no sólo mejorar el servicio público prestado, si no entrar en una cultura de la mejora continua, la autoorganización y la participación de todos los miembros de la organización debe ser real y no una mera declaración. Sin duda, el autoaprendizaje proporciona un mejor entorno para promocionar esta autoorganización y participación. Voy a ser un poco crítico, pero en mi opinión, cuando la gente se limita a hacer lo que la consultora dice que hay que hacer, se pierde el enfoque; entonces sí que de verdad solo ves burocracia y más burocracia…

Simplificación de los procedimientos administrativos vs. gestión de calidad

Sin lugar a dudas, ambos procesos se complementan. El desarrollo de la Administración electrónica y la simplificación de los procedimientos administrativos es un ámbito de mejora para la Administración Pública. En mi caso, he propuesto crear, en el contexto del sistema de garantía interna de la calidad, un grupo de mejora en el que participen voluntariamente miembros de la organización de cada uno de los ámbitos funcionales. Además se intentará contar con personas usuarias (ya veremos cómo).

Evaluación externa y certificación del sistema de calidad vs. sistema para consumo propio.

Me decanto por la segunda opción. El objetivo final debe ser la mejora continua y no un mero sello que, en el caso de la Administración Pública, poco valor aporta; de qué le sirve a un ciudadano que su Ayuntamiento tenga tal sello de calidad si no tiene otra opción a la que acudir. Es más, en mi opinión, la certificación de los sistemas de calidad en el ámbito público suponen una “hipoteca” que se debe renovar periódicamente (con su correspondiente coste).

¿Se puede implantar la gestión de calidad “por decreto”? O dicho de otra forma, ¿ayuda contar con un soporte normativo para implantar una política corporativa de calidad?

Pues, aunque parezca mentira, si el liderazgo institucional se materializa en un soporte normativo (llámese “manual de calidad y manual de procedimientos”), se facilita enormemente el despliegue por toda la organización. Eso sí, los manuales deberían ser lo suficientemente flexibles y sencillos como para que su adaptación y aplicación sean efectivas.

Siempre termino las reuniones de calidad con mis colegas diciendo lo mismo: “soy optimista, todo esto está consiguiendo que de sin darnos cuenta estemos cambiando muchas cosas que hacemos mal… estamos mejorando”. Pues eso, que aunque “la calidad” está monopolizando mi tiempo y energías… soy optimista. También es verdad que me llaman iluso, ¿tendrán razón?

Anuncios

encuentro: el papel de las cartas de servicios en la modernización de los servicios públicos y en el avance de la gobernanza 2-Oct-2009

Posted by @davidrjordan in administracion publica.
Tags: , , ,
3 comments

Begoña Álvarez, Consejera de Justicia y Administración Pública, junto al rector de la UNIA, Juan Manuel Suárez, en la clausura del Encuentro

Begoña Álvarez, Consejera de Justicia y Administración Pública, junto al rector de la UNIA, Juan Manuel Suárez, en la clausura del Encuentro

Durante los días 21 a 23 de septiembre, he tenido oportunidad de participar en el encuentro que da título a este post, organizado por la Universidad Internacional de Andalucía y la Consejería de Justicia y Administración Pública, y dirigido por Esperanza Álvarez. Durante estos días he compartido unas jornadas muy productivas con profesionales de diversas instituciones públicas y otras entidades con interés en el sector público.

El encuentro ha tenido el formato al puro estilo 0.1 (aunque no por ello ha resultado menos interesante), consistiendo principalmente en la presentación de diversos ponentes de su experiencia en el camino hacia la modernización de los servicios públicos con un componente común: el uso de las cartas de servicios como instrumento de mejora. Además, Francesc Gutiérrez del Ayuntamiento de Sant Boi de Llobregat, presentó su experiencia en el avance hacia la gobernanza, aunque en este caso, basándose en una estrategia en la que no se ha utilizado las cartas de servicio.

Destaco a continuación lo principal, en mi opinión, de las distintas ponencias:

  • Manuel Ángel Moreno, de la Oficina de Calidad de la Delegación Provincial de Huelva de la Consejería de Justicia y Administración Pública de la Junta de Andalucía, tras exponer cómo los principios y valores del “buen gobierno” están presentes en la metodología de elaboración de las Cartas de Servicio, explicó el proceso de elaboración de este instrumento.

  • Mª José Chica, de la Diputación de Jaén, presentó la estrategia seguida por su institución en el camino hacia la excelencia a través del Plan ETicQ@. Especialmente me sorprendió la implicación conseguida de las personas de la organización a través de mapas de competencia y evaluación del desempeño de los profesionales.

  • Esperanza Álvarez, de la Consejería de Justicia y Administración Pública de la Junta de Andalucía, señaló el papel de la Calidad y Excelencia como factores facilitadores del cambio hacia los nuevos paradigmas en los Servicios Públicos: participación ciudadana, relación Administración-Ciudadanía, nuevos modelos de gestión pública basados en la innovación y la gobernanza y la implantación de sistema de gestión de calidad total en las Administraciones Públicas.

  • Francesc Gutiérrez, del Ayuntamiento de Sant Boi de Llobregat, introdujo un enfoque distinto al exponer la apuesta directa por la Gobernanza como vía para afrontar los nuevos retos: definición estratégica de los servicios públicos (mejor micro-procesos de reflexión estratégica, que planificación estratégica), modernización (para la mejora real de los servicios públicos), y relaciones con la ciudadanía.

  • Ángel Guisado, de la Fundación Andaluza Fondo Formación y Empleo, centró su exposición en la experiencia en la implantación de un sistema de gestión integrado. Me quedo, sobre todo, con la importancia de agilizar los procesos de mejora: es mejor cerrar pronto las distintas etapas y después realizar nuevas revisiones, que eternizar el proceso por intentar hacerlo perfecto a la primera.

  • Por último, Catalina Monago (Consejería de Turismo, Comercio y Deporte de la Junta de Andalucía), Mª Luisa García (EMASESA) y Gregorio García (Biblioteca de la Universidad de Málaga), centraron sus presentaciones en su experiencia en la aplicación de las Cartas de Servicios como mecanismo de modernización y mejora de los servicios públicos, apuntando distintos aspectos prácticos que vendrá bien tener en cuenta; benchmarking al estilo 0.1: aprendamos de los errores cometidos por otros.

Debo reconocer que me ha sorprendido gratamente el esfuerzo que está realizando la Junta de Andalucía por promover la mejora de la calidad de los Servicios Públicos, y no sólo de los prestados por sus instituciones dependientes. Para ello, además de organizar jornadas y encuentros como éste, se pone a disposición de cualquier Administración un repertorio de herramientas como el Portal MEJORA, la aplicación áGoRa y el OBSERVATORIO para la mejora.

Como conclusión, el encuentro me ha servido para convencerme de la oportunidad que tienen los servicios públicos con la web 2.0, como nuevo medio a través del cual canalizar una verdadera participación de la ciudadanía. Al mismo tiempo, he comprobado que la elaboración de las Cartas de Servicio, así como otros instrumentos o sistemas para la gestión de la calidad, pueden ser una excusa perfecta para introducir valores y herramientas 2.0 en los Servicios Públicos. Para ello es necesario que los funcionatas hackers estemos activos: ¡¡toca implicarse en los grupos de mejora que tan de moda están!!

¿puede dañar profesionalmente la Administración? 18-Sep-2009

Posted by @davidrjordan in blogesfera.
Tags: ,
5 comments

Hace unos días, en una cena con los amigos, uno de ellos pronunció una frase que me ha hecho pensar: “trabajar en la Administración me ha hecho mucho daño”. Hablábamos en ese momento de cómo otro amigo había rechazado en varias ocasiones trabajar en la Administración tras las ofertas realizadas en sendas bolsas de trabajo constituidas tras la celebración de unas oposiciones a las que éste se había presentado. Y en ese contexto es cuando aquél pronunció la frase, añadiendo que se alegraba de que hubiese rechazado las ofertas.

trabajar en la Administración me ha hecho mucho daño

¿Puede realmente la Administración dañar profesionalmente a un empleado? La verdad es que el tema da para mucho. En mi opinión, uno de los aspectos en que realmente la Administración puede resultar una barrera para el desarrollo profesional es, sin duda, la eternidad de los procesos selectivos; entiendo que a este aspecto era al que se refería mi amigo. Y es que, es habitual que cuando un empleado accede a la Administración a través de una bolsa de trabajo constituida tras la celebración de unas oposiciones, tenga que seguir preparándose para las siguientes durante un tiempo incierto. Puede transcurrir así bastantes años hasta que consiga estabilizar su situación, mediante la tan ansiada toma de posesión como funcionata, pero esta vez “de carrera”. Obviamente, durante todo el tiempo que dure esta situación, si la plaza a la que se aspira es de la base de la plantilla, la carrera profesional queda totalmente estancada.

Otro aspecto en el que quizás pueda interpretarse que la Administración “daña” la carrera profesional es el acomodo. Juegan aquí todos los tópicos sobre funcionarios, como los que recordaba hace poco Yoriento, al recordar Los mejores vídeos XXI: ¿Qué pasaría si todos fuésemos funcionarios? Pero claro, contra el acomodo quien tiene la sartén por el mango es uno mismo… ¡basta ya de funcionatas que se quejan pero no hacen nada para solucionar las cosas que están a su alcance! Esa, al menos, ha sido mi actitud desde que hace 8 años entré a formar parte de la Administración.

(actualizado: hablando de tópicos sobre funcionarios, caducahoy nos trae una de chistes sobre el funcionamiento de los funcionarios)

También es cierto que, hasta donde yo conozco, se nota grandes carencias de liderazgo que inviten a no entrar en el círculo vicioso del acomodo… pero no es excusa.

Entusiasmo e inconformismo: esa creo que es la receta para conseguir desarrollarse profesionalmente en la Administración; y seguro que también en cualquier sector.

Otra posible fuente de “daño” o insatisfacción puede derivarse, como decía Louis Crandell al describir el Síndrome prelaboral de un trabajador fatigable, de un

ambiente en el que predominan los intereses particulares antes que los de los ciudadanos, un sitio en el que más que trabajar parece que se esté jugando una partida de ajedrez y al llegar debo analizar los últimos movimientos para situarme intentando evitar que me den “mate”, un trabajo en el que cuando hay problemas serios se buscan “cabezas de turco” en lugar de resolver eficazmente… Un lugar en el que se dedica más tiempo a intrigar que a trabajar.

Y en todo esto… ¿qué hay del trabajo?, ¿cómo se presta el servicio para el que somos contratados/nombrados? Pues, seguramente, si te sientes perjudicado en tu carrera profesional, si estás acomodado, no estarás muy predispuesto a intentar mejorar el servicio que prestas. Pero, entonces, ¿es imposible mejorar un servicio público?

Yo creo que sí, que hay mecanismos para incentivar la mejora. Una fórmula puede ser la aplicada por las Universidades Andaluzas. En ellas, para intentar mejorar los servicios e incrementar la productividad de los empleados públicos se optó por condicionar el incremento salarial al cumplimiento de unos objetivos fijados en cuatro niveles (los reproduzco al final a modo de Anexo).

Como puedes ver, los tres primeros intervalos se vinculan a la mejora de los servicios. Pero el cuarto…¡hay el cuarto nivel!… en el cuarto el último objetivo se vincula a la evaluación individual del empleado público (qué ganas tengo de ver en qué se materializa). De momento, los tres primeros están consiguiendo inculcar la cultura de la calidad. Eso sí, a golpe de “cumplir el trámite”. La mayoría lo ve como una moda pasajera, que conlleva más burocracia en un entorno en el que precisamente esto es lo que sobra. Pero, sin ser conscientes de ello, no son pocas las mejoras que se están introduciendo. El mero hecho de pensar y razonar lo que se hace, está consiguiendo que se detecten errores de planteamiento que, en la rutina burocrática pasan inadvertidos.

A ver cómo va evolucionando todo esto… El papel que intento asumir en este panorama es el de buscar la utilidad a lo que se está haciendo… y de paso, colar valores 2.0… seguiremos insistiendo. Ya veremos en qué depara la evaluación del 4º intervalo. Todo llegará y lo comentaremos por aquí. Pero eso será en otro post.

(más…)

apostemos por el software libre! 3-Sep-2009

Posted by @davidrjordan in blogesfera.
Tags:
add a comment

He seguido estos días el movimiento producido en la blogesfera en relación a la apuesta (o no) de las Administraciones Públicas por el software libre; así mientras en Euskadi se alzaban voces, primero pesimistas con Patxi López (me) defrauda, y luego algo más optimistas con Patxi López (me) asombra, en Extremadura, la Extremadura imparable e incansable, nos enseña que así SI se compran ordenadores. He buscado información sobre la postura adoptada por mi Comunidad Autónoma, Andalucía, y de momento, en la web institucional, no he encontrado nada (la verdad es que no he buceado mucho, pero el tema es lo suficientemente interesante como para que apareciera a golpe de ratón).

Al hilo de todo esto, hoy un responsable de mi Universidad me ha comunicado que, un proyecto en el que llevamos casi un año trabajando, migra del software propietario inicialmente contratado a otro con Licencia Libre perteneciente al Repositorio de Software de la Junta de Andalucía. Toda una alegría,… a medias. Y digo a medias porque es una lástima que esta apuesta no se haya realizado desde un primer momento. Porque de esta forma se ha despreciado el esfuerzo realizado por la Junta de Andalucía por poner a disposición de las distintas Administraciones Públicas un valioso repositorio de software libre, más aún cuando una de las aplicaciones (la elegida ahora) ya se ajustaba bastante bien a las necesidades del proyecto. Sobre todo me molesta que haya tanto miedo a experimentar. Que pese más el “esto lo tienen en tal sitio y funciona”, que la posibilidad de experimentar y ser el primero en dar ese uso a un software del que puedes disponer libremente. También me cabrea porque, entre tanto, el coste se ha multiplicado (no sólo por el coste del software, sino también del tiempo dedicado a él por parte del personal).

Pero intento ser optimista, me quedo con lo positivo: el software que a partir de ahora se empleará será libre 😉

P.D.: a ver si yo mismo me aplico el cuento he instalo ya Guadalinex en el Netbook

(foto: galería Guadalinex por el mundo)

Extremadura imparable e incansable

BlogDay 2009: mis 5 blogs favoritos 31-Ago-2009

Posted by @davidrjordan in blog.
Tags: ,
3 comments

Blog Day 2009

Hoy 31 de agosto de 2009 se celebra el 5º BlogDay. Para celebrarlo bloggers de todo el mundo recomendarán 5 blogs interesantes.

Mis blogs favoritos son los siguientes:

  • Administraciones en Red: espacio para el encuentro y el intercambio de experiencias, conocimientos y opiniones útiles para poner a las Administraciones Públicas en Red, editado por Iñaki Ortiz y Alberto Ortiz de Zárate (alorza).
  • El Caparazón: blog de Dolors Reig dedicado a e-learning, web 2.0, web 3.0, web semantica, knowledge management, cops, futuros, cibercultura, net-art.
  • K-Government, “thinking in e-Government”: blog de Carlos Guadián en el que trata asuntos de interés sobre administración electrónica y open government, además de la participación invitada de Louis Crandell con sus buenas sátiras sobre la administración.
  • tiscar.com: el blog de Tíscar Lara, referente en temas de entornos de aprendizaje, comunicación y social media.
  • i-public@: blog de Óscar Cortés en el que reflexiona sobre administración pública “inteligente”.

Me hubiese gustado recomendar también el blog-foro Open Propolis, en el que se anuncian noticias y se debate sobre asuntos relacionados al open government, pero parece haber algún problema con su dominio http://www.openpropolis.com

Buen BlogDay a todos l@s bloguer@s!!

Más info en el sitio del BlogDay

(actualización: he corregido la redacción sobre la participación de Louis Crandell en K-Government)

reflexiones sobre administración pública inteligente

VERIFICAman 10-Jul-2009

Posted by @davidrjordan in gestión universitaria.
Tags: , , ,
add a comment
adaptación de la imagen "indiana" de playfotomobil.com

adaptación de la imagen "indiana" de playfotomobil.com

¿Sabes qué es VERIFICA? Si es así, y lo sufres como yo, te compadezco. VERIFICA es desde hace ya algunos meses mi sombra, mi pesadilla, mi vida… VERIFICA es el motivo por el que permanezco out del mundo virtual.

VERIFICA es el programa desarrollado por ANECA para la evaluación y verificación de los títulos universitarios oficiales. VERIFICA puede decirse que es una de las consecuencias del llamado proceso de Bolonia. Una de las responsabilidades que asumí al incorporarme al puesto que ocupo es la coordinación de las solicitudes de verificación de todos los títulos oficiales de postgrado de mi Universidad. Claro que en aquél momento no sabía que esta tarea consumiría ya no sólo la mayor parte de mi jornada laboral, sino la práctica totalidad de mi tiempo (dentro y fuera de la jornada de trabajo) y mis energías.

He sido, y aún sigo siendo, sufridor de las múltiples disfuncionalidades de un sistema de verificación que se estrenaba; desde la descoordinación de las instituciones responsables del programa (Consejo de Universidades y Agencias Nacional y Autonómica de Evaluación), hasta la incomprensión por parte de los responsables de los títulos en mi Universidad, pasando por el extravío de documentación.

Y, sin embargo, después de todo, sigo viendo las bondades de Bolonia. A pesar de todas las disfuncionalidades, me sorprendo cuando observo que algunas de los criterios contemplados en el programa VERIFICA se consideran como algo nuevo, o más aún, cuando algunos responsables de títulos cuestionan la necesidad de tener en cuenta unas pautas básicas a la hora de diseñar los planes de estudio.

Pero eso sí, por favor, que termine ya el proceso de verificación!! Necesito pasar página, necesito conducir mi rumbo.

¿da miedo la participación? 16-May-2009

Posted by @davidrjordan in gestión universitaria.
Tags: , ,
2 comments

Ahora todo es participativo; a los responsables políticos y académicos, en el caso de la Universidad, se les llena la boca con este término. La definición de la estrategia para el futuro de la Universidad es participativa (Estrategia Universidad 2015), los planes estratégicos se elaboran de forma participativa, las reestructuraciones se deciden de forma participativa… Pero, ¿realmente es así?

Como ya he dicho en alguna ocasión por aquí, uno de los aspectos que más valoro de la entidad pública para la que trabajo, es la existencia de una canal interno de comunicación abierto a toda la comunidad universitaria. Se trata de una simple lista de distribución a través de la cual quienes trabajamos o estudiamos en la Universidad podemos expresar nuestra opinión abiertamente. Últimamente es frecuente su uso para informar sobre encuentros anti-Bolonia o expresar y debatir sobre la postura de cada uno respecto al proceso de convergencia al Espacio Europeo de Educación Superior.

Pero a lo que iba. ¿Podría considerarse la existencia de estos canales de comunicación instrumentos participativos? Creo que, de manera deliberada, se confunde la libertad de expresión con la participación. Me explico: supongamos que soy el responsable de elaborar un plan que guíe el desarrollo futuro de la Universidad. ¡Oh! Esto es importante, esto afecta a un montón de gente. Como no les guste lo que planteo, se me echan encima. ¿Qué hago? ¡Claro, el Plan tiene que ser participativo! Elaboro el documento, lo difundo y pido que me hagan llegar las sugerencias (pero, ¡ojo! que el que sabe lo que se tiene que hacer soy yo… a saber las barbaridades que van a proponer). Ea, pues que me manden por correo electrónico las sugerencias y… ya veré lo que hago con ellas. No, mejor lo vamos a hacer más moderno: voy a abrir un blog y que me dejen las sugerencias en los comentarios. Resultado: EL PLAN HA SIDO ELABORADO PARTICIPATIVAMENTE.

¿Es esto participativo? ¿No se está usando la participación para legitimizar lo que ya estaba decidido? El otro día participé en una reunión en la que esto quedó patente.

¿Tanto miedo da la elaboración participativa? Si de verdad se quiere implicar a quienes deben desarrollar lo establecido en un Plan, ¿no sería mejor que éste fuese elaborado contando con la opinión de todos?, ¿no podría elaborarse de forma colaborativa?, ¿no se conseguiría así una verdadera participación? Las nuevas tecnologías nos ofrecen multitud de herramientas que podrían facilitar esta forma de trabajar (wikis, gestores documentales, blogs…).

¿Acaso los miembros de la organización, o la misma sociedad, no es lo suficientemente madura para opinar sobre su futuro?

Creo que si de verdad se quiere emplear la participación en las decisiones estratégicas, como medio para facilitar la interiorización e implicación en su desarrollo, debe contarse con las personas al inicio y no al final del proceso. Mi propuesta: primero, realizar un brainstorming abierto sobre objetivos deseables, empleando bien un wiki o mejor una plataforma que permita votar las propuestas; después, el equipo encargado de elaborar el Plan, desarrollará los objetivos/líneas mediante el wiki, de manera visible y abierta a discusión.

¿alguna recomendación sobre herramientas de edición colaborativa? 17-Abr-2009

Posted by @davidrjordan in blog.
Tags: , ,
7 comments

Wiki in Plain English

Como en alguna ocasión he comentado por la blogesfera pública, creo que el avance de la Administración hacia modelos más abiertos puede (y debe) ser impulsada desde dentro. Los que trabajamos en el Sector Público y creemos en esto del open-government podemos asumir un rol de evangilizadores, haciendo de Pepillo Grillo, proponiendo una y otra vez, hasta que nos escuchen, nuevas ideas que ayuden a la apertura; aquí cobran fuerza los funcionatas hacker.

Este es el papel que he asumido en la Institución en la que trabajo, una Universidad Pública. Si hace poco proponía la utilización de Twitter como un canal adicional de mantener el contacto con estudiantes y profesorado, y la introducción en redes sociales en las que ya se encuentra la “clientela” de la Universidad (como Facebook), hoy le ha tocado el turno a las herramientas de trabajo colaborativo.

Precisamente eso es lo que vengo a pedir en este post: colaboración. Y es que hoy, durante una reunión de trabajo con mi Vicerrectora, le proponía que ya que teníamos que preparar un modelo base de documento para su elaboración por grupos de trabajo, por qué no intentábamos hacerlo mediante una herramienta de trabajo colaborativo. La idea parece que esta vez no ha caido en saco roto y será estudiada. Por eso necesito ayuda para sugerir a los responsables de mi Universidad qué herramientas de trabajo colaborativo podrían resultar más apropiadas. Los requisitos, para el uso inicial que tendría, son: que se pueda instalar en un servidor propio y que permita la creación de documentos por grupos de acceso restringido.

Obviamente, este sería sólo el primer paso. No tendría ningún sentido realizar una propuesta que se limite a facilitar el trabajo a grupos restringidos; la idea es que, una vez probada la herramienta, pueda emplearse para otros fines que permitan su utilización en abierto.

¿Te animas a ayudarme?, ¿qué herramientas de trabajo colaborativo conoces? Yo sólo conozco, “de pasada”, Docs de Google Apps, MediaWiki y NireWiki, pero no he utilizado ninguna. También le he echado un vistazo al Mapa de las mejores herramientas de colaboración 2009 que los sueños de la razón presentaba hace poco. Pero, sigo perdido. ¿Cuál me recomendarías?

!sí a Bolonia? 15-Abr-2009

Posted by @davidrjordan in blog.
Tags:
2 comments

Algunas opiniones sobre el plan de Bolonia

Bolonia está en boca de toda la comunidad universitaria, de los medios de comunicación y de todo el mundo. Cualquier asunto relacionado con cambios en la universidad se vincula al llamado Proceso de Bolonia. Bolonia es el escudo perfecto para motivar cambios y justificar protestas. Tan es así que en unas jornadas en las que tuve oportunidad de participar hace un par de semanas, a las que asistía Felipe Pétriz, Director General de Universidades, dijo irónicamente que no sería de extrañar que los habitantes de Bolonia terminaran manifestándose por el uso inapropiado del nombre de su ciudad.

El Proceso de Bolonia, o lo que unos y otros entienden por tal, tiene defensores y detractores. Si yo debiera decantarme por una u otra postura, sin duda me sentaría junto a los primeros. Pero como casi todo en la vida, las cosas no son sólo blancas o negras; en las tonalidades grises es donde muchos nos encontramos más cómodos.

El inicio del Proceso de Bolonia se remonta a diez años atrás, pero es ahora, en su culminación, cuando se están implantando los cambios derivados de la normativa aprobada durante los años transcurridos, cuando más se está hablando del tema. Y se habla mucho tanto dentro como fuera de la universidad. Una de las cosas que más me gustan de la institución en la que trabajo es la existencia de un canal (una simple lista de distribución) para difundir y debatir abiertamente los temas que a los miembros de la comunidad universitaria le venga en gana. A través de este canal, un compañero tuvo la ocurrencia el otro día de difundir un artículo de Enric Renau, Editor de educaweb.com, titulado ¡Sí a Bolonia!, que recomiendo leer. En él dice:

Es normal, por lo tanto, que la sociedad considere que la Universidad tiene que devolverle su esfuerzo en el presente con una buena formación de las nuevas generaciones, que las haga más cultas, más competitivas y más innovadoras. La sociedad con su voto y sus impuestos, piensa que la Universidad tiene que formar buenos científicos y profesionales homologables a nivel internacional.

Con ello, mi compañero sin pretenderlo, abrió un debate en el que profesores de una y otra postura han expresado abiertamente su opinión. Algunos de los aspectos en los que más se incide son:

¿Sociedad = Mercado = Empresas?

¿Debe la Universidad adecuar sus enseñanzas a las necesidades actuales de las empresas?, ¿cómo se sabe que las necesidades actuales serán las del futuro?

¿Es incompatible un espíritu crítico con el mercado?

¿Se solaparía la Universidad con la Formación Profesional al acercarse a las empresas?

¿Debe un titulado univeristario caracterizarse por tener amplitud de miras, espíritu crítico y unos conocimientos básicos muy sólidos que le permitiran aprender cualquier trabajo que
esté en el entorno de sus conocimientos y es labor del empresario facilitar que sus empleados aprendan las tareas concretas para las que los necesita?

Y Enric Renau continua enriqueciendo el debate con su ¡Si a Bolinia! (y 2). Plantea ahora la supuesta privatización del sistema universitario.

Otra de las críticas que se trasladan a las consecuencias de seguir el Proceso de Bolonia es que conllevará la privatización de la universidad. […]

En España, ni los estudiantes ni los docentes de los estudios que funcionan tendrán que sufrir, para nada, en el proceso de adaptación que ya está en marcha. Al contrario, saldrán beneficiados porque sus estudios y sus competencias profesionales serán homologables. Los centros -públicos o privados- que no hayan hecho los deberes sí que lo pasarán mal, es cierto. Pero no por Bolonia, sino por su incapacidad de dar respuesta a la sociedad que los ha impulsado.

Foto: luipermom en Flickr

cambio de enfoque vs. abandonar 15-Abr-2009

Posted by @davidrjordan in blog.
Tags:
7 comments
Las cuatro formas mas usuales de abandonar un blog

Por Mauro Entrialgo en Plétora de piñatas.

Lo reconozco: he fracasado. Así es como me siento. Me propuse mantener un blog con el que pretendía participar en el debate de la blogesfera pública, centrando el interés en la universidad pública y la apertura de su modelo de gestión. Pero he fracasado. A la hora de la verdad no me he sentido lo suficientemente confiado como para introducir temas que pudieran enriquecer el debate.

Tengo que reconocer que el trabajo diario del puesto que ocupo (y que fue el origen de proponerme escribir este blog) me desborda. No consigo gestionar mi tiempo para plasmar mis ideas (y yo que presumía de ello!!). Para colmo las propuestas que ya tenía, y que comencé a publicar en las entradas anteriores, quedan aparcadas por el desbordamiento provocado por la cultura de la urgencia en la que se encuentra instalada la institución para la que trabajo. Urgencias que distorsionan la importancia. Todo esto me ha hecho plantearme abandonar la idea del blog, cuando todavía no había iniciado siquiera el despegue.

Pero, ¿y si en lugar de abandonar probara a cambiar el enfoque?, ¿y si en lugar de plantear propuestas sobre Gestión Universitaria 2.0 me limitara a divagar sobre mis inquietudes y los problemas del día a día de mi trabajo?; quizás funcione. Voy a probar. Este es el motivo por el que he cambiado el título del blog, tomando prestada de alorza su expresión funkziona web!! (que podría ser sinónimo de funcionario  hacker  o funcionario 2.0), y que paso ahora a denominar funkziona universidad!!

Viñetas tomadas de cinefilo en Flickr