jump to navigation

mal comienzo 30-Dic-2008

Posted by @davidrjordan in blog.
Tags:
add a comment

Este blog lo inauguré hace algo más de un mes y medio. En este tiempo sólo he sido capaz de escribir siete entradas, habiendo transcurrido ya veinte días desde que publiqué la última. Y no es que me falten ganas de escribir, es que no he sido capaz de gestionar el tiempo correctamente.

No es excusa, pero las circunstancias me han podido. Laboralmente, la gestión de la garantía de calidad ha acaparado toda mi atención; precisamente a ella dedicaba el último post que fui capaz de publicar. Planteaba allí, como segundo objetivo a cumplir en dicha línea estratégica:

Incrementar el número de acreditaciones externas en los programas formativos ya implantados y asegurar la acreditación de las nuevas propuestas, de acuerdo con el procedimiento y los criterios establecidos en el programa VERIFICA de la ANECA.

Y es que, como saben quienes andan enfrascados en títulos oficiales de postgrado, a finales del pasado mes de noviembre ANECA abrió, dentro del programa VERIFICA, un procedimiento abreviado para la verificación de los títulos de Máster (pdf) con objeto de adecuar los que actualmente están en funcionamiento a la nueva estructura de las enseñanzas y títulos universitarios españoles en consonancia con los objetivos establecidos para la construcción del Espacio Europeo de Educación Superior (EEES). El plazo para presentar las solicitudes por este procedimiento abreviado finalizaba el 31 de diciembre, por lo cual el ritmo de trabajo para preparar toda la documentación necesaria ha sido frenético. En otra ocasión dedicaré un post a la desconexión de los nuevos proyectos y las decisiones políticas; y es que el trabajo realizado no ha tenido reflejo inmediato en este proceso. Pero esa es otra historia.

Otra de las cuestiones que ha estado acaparando últimamente mi atención ha sido la tercera línea estratégica de la propuesta organizativa que presentaba en este blog, a la que asignaba la etiqueta de “gestión ágil“; a ella precisamente tengo previsto dedicar la próxima entrada. De igual forma, las actividades propias de la cuarta línea, “transparencia“, han ocupado parte de mi tiempo. No en vano, como comentaba en el blog de Antonio Arias, cada vez más en las Administraciones se va afianzando una cultura de resultados, en la que se hace necesario y deseable definir y planificar la medición de indicadores.

No voy a ocultar que también me ha podido un poco el desánimo. Creo que es comprensible que cuando se realiza una propuesta, y ésta es aprobada, su autor tiene la ilusión de poder llevarla a cabo en los términos planteados. Sin embargo, algo a lo que no me termino de acostumbrar es a que en la Administración las deciones están supeditadas a la política. Pero como antes decía, esa es otra historia. Voy tomando conciencia de que es necesario planificar, como punto inicial del PDCA, pero como decía alorza, en la D está la diversión; habrá que ir pasando de la PDCA a la pDCA.

El próximo año 2009 sin duda nos traerá nuevos proyectos. Soy optimista, y creo que en ellos cada vez más se iran plasmando valores 2.0. Esperemos que el año 2009 traiga consigo evolución en todos los sentidos; también, como es objeto de este blog, en la gestión universitaria. Sí, es verdad, corren malos tiempos para la lírica, pero quizás con más razón aún sea el momento de idear cómo hacer más con lo mismo. Quizás sea el momento de demostrar el valor de las ideas o, mejor aún, de poner las ideas en valor. Quizás sea el momento más proclime para aunar esfuerzos, para introducir modelos colaborativos, modelos abiertos.

Voy a unirme a esta moda de realizar previsiones para el 2009. En el año entrante, como dice César Calderón:

El “Open-Government” comenzará a llegar tímidamente a la administración pública, que comenzará a experimentar con plataformas en las que los ciudadanos pasen de ser meros receptores de información a emisores activos.

Traducido esto al ámbito de la gestión universitaria, creo que durante el próximo año:

  • Todas las Universidades ofrecerán, entre sus servicios informáticos, la posibilidad de crear blogs y wikis.
  • Buena parte de los responsables académicos abrirán un blog. Algunos de ellos llegarán a convertirse en verdaderos canales de escucha activa y conversación con los estudiantes, profesores, gestores y la sociedad en general.
  • La casi totalidad de las Universidades se adherirán al OpenCourseWare para facilitar acceso libre, sencillo y coherente a materiales de cursos y asignaturas.
  • Se instrumentarán medios para convertir los contactos puntuales entre Universidades en herramientas colaborativas enfocadas a aunar esfuerzos (p.ej., wikis). Inicialmente se palpará su conveniencia en los nuevos proyectos derivados de la convergencia al EEES (p.ej., programa VERIFICA).
  • Algunos servicios universitarios comenzarán a experimentar con medios de comunicación asíncrona y abierta (p.ej. micro-blogging) como canal adicional de información; se sustituirán o complementarán algunos FAQs (Frequently Asked Questions) por SAQs (Short Asked Questions); por qué no me iba a inventar yo un “bonito palabro”.
  • Los portales web de un buen número de universidades incluirán, en lugar del típico canal “noticias”, un blog editado por personas vinculadas a los centros, departamentos o servicios correspondientes; un blog no institucional, sino de las personas que trabajan para la institución.
  • La oferta de servicios disponibles a través de la administración electrónica será una realidad. El uso de estos servicios comenzará a generalizarse a final de año, de forma que se pase de la excepcionalidad a una opción elegida por, al menos, uno de cada cinco usuarios.

Sí, lo sé, soy muy optimista; ya lo advertía antes.

garantía de calidad 8-Dic-2008

Posted by @davidrjordan in blog.
Tags: ,
3 comments

Continuo con la propuesta, en esta ocasión le toca el turno a la segunda línea estratégica, “garantía de calidad”. En el contexto actual, derivado de la convergencia al Espacio Europeo de Educación Superior, la Universidad española está haciendo un clara (y obligada) apuesta estratégica por la calidad, la acreditación externa y la mejora continua de sus programas formativos. Apuesta que se ha visto reforzada con la entrada en vigor del Real Decreto 1393/2007, de 29 de octubre, por el que se establece la ordenación de las enseñanzas universitarias oficiales, al establecer el capítulo VI de dicha norma un procedimiento de verificación y acreditación preceptivo para la aprobación de títulos oficiales, que deberán someterse además a una evaluación cada 6 años, mediante los protocolos establecidos por la ANECA.

Fruto de ello, las Universidades están implantando, auspiciadas por la ANECA y su programa AUDIT, Sistemas de Garantía Interna de Calidad (SGIC). Con estos sistemas se pretende garantizar de modo responsable la calidad de las distintas titulaciones. Se trata de establecer procedimientos formales para revisar y mejorar los programas formativos, con objeto de que se ajusten lo mejor posible a las necesidades y expectativas de los grupos de interés.

El desarrollo de los Sistemas de Garantía de Calidad, exige un equilibrio adecuado entre las acciones promovidas por las propias Universidades (esto es, la Garantía Interna de Calidad) y los procedimientos externos de evaluación, auditoria y certificación llevados a cabo por las Agencias (lo que constituye la Garantía Externa de Calidad); v.g., ENQA (para el espacio europeo), ANECA (para el territorio nacional) y las Agencias autonómicas de Evaluación.

El mantenimiento de un estatus caracterizado por la apuesta por la certificación de calidad requiere un esfuerzo permanente y continuo en la garantía de la calidad de los distintos programas, esfuerzo que requiere la implicación de todos los agentes (responsables académicos, gestores, profesores, etc.). Los SGIC vienen a plantear, en este sentido, un doble objetivo: el primero, incrementar el número de las acreditaciones externas de los programas ya implantados, dotando a los mismos de un sistema de garantía de calidad acorde con las exigencias del programa AUDIT y a los criterios establecidos en el protocolo del programa VERIFICA, ambos de la ANECA; el segundo, velar por el establecimiento de unos niveles de calidad y excelencia en las propuestas de implantación de nuevos programas y por su aseguramiento mediante el seguimiento, análisis y publicación de resultados. Una vez implantados los correspondientes programas, deberán someterse a un proceso de evaluación con el fin de mantener su acreditación.

Para garantizar un alto nivel de calidad en los programas, se debe ofrecer una organización y gestión basadas en la eficacia y la eficiencia de sus procesos, dotada de órganos de seguimiento y control que proporcionen los máximos niveles de garantías, participación y transparencia. Ello obliga a los Centros gestores a realizar un conjunto de actividades encaminadas a asegurar la calidad, ya no sólo de los programas formativos gestionados, si no también de los servicios administrativos prestados. En este sentido cobran fuerza los procesos de evaluación EFQM que vienen desarrollándose al amparo de los distintos planes autonómicos, como, por ejemplo, el Plan Andaluz de Calidad de las Universidades. Pero este proceso es continuo, se debe velar por que se lleve a cabo un proceso de mejora continua.

Mediante la siguiente figura intento representar todo este sistema de garantía de calidad:

Fig.3 - Sistema de Garantia Interna de Calidad

Fig.3 - Sistema de Garantía Interna de Calidad

Resumiendo, los objetivos planteados en esta línea estratégica son:

1.      Dotar a los programas formativos de un Sistema Interno de Garantía de Calidad certificado según el programa AUDIT de la ANECA.

2.      Incrementar el número de acreditaciones externas en los programas formativos ya implantados y asegurar la acreditación de las nuevas propuestas, de acuerdo con el procedimiento y los criterios establecidos en el programa VERIFICA de la ANECA.

3.      Maximizar los niveles de resultados en las evaluaciones de los programas formativos y asegurar la renovación de las acreditaciones, de acuerdo con el procedimiento y los criterios establecidos por la Agencia de Evaluación correspondiente.

4.      Incrementar el número de Menciones de Calidad de los programas de doctorado concedidas y asegurar la renovación de las actuales, así como la obtención de los máximos niveles de resultados en su seguimiento.

5.      Velar, a través de las Comisiones internas de Calidad, por la calidad y mejora continua de la organización y gestión de los procesos administrativos.

Cada uno de estos objetivos se identifica con una línea de actuación: (1) sistema interno de garantía de calidad, (2) programa VERIFICA, (3) acreditación de la Agencia de Evaluación, (4) mención de calidad y (5) mejora continua de los procesos administrativos, respectivamente.